rank brain google

La Inteligencia Artificial en el cerebro de Google: RankBrain

A estas alturas, tanto si sois adeptos del cine de ciencia ficción como si no, seguramente hayáis escuchado algo sobre IA o Inteligencia Artificial. Se trata de dotar a las máquinas de procesos cognitivos y, dentro de lo que cabe, de razonamiento (eso sí, basado en matemáticas y reconocimiento de patrones). Pues bien, Google lleva bastante tiempo utilizándola dentro de sus sistemas. ¿Lo dudábais? ¡Se trata de una de las compañías más punteras en tecnología! La aplicación de la Inteligencia Artificial en el motor de búsqueda de Google ya ha comenzado y se ha conseguido gracias a RankBrain.

Qué es RankBrain

Hablamos de un sistema de Inteligencia Artificial desarrollado por ingenieros de Google y basado en el aprendizaje de las máquinas. Concretamente, RankBrain ayuda al buscador a procesar los resultados de búsqueda y a tratar la información de acuerdo a varios factores, entre los que se encuentran las búsquedas realizadas por los usuarios.

Pero Alberto, ¿cómo puede entender una máquina nuestro lenguaje? Sin meternos en más tecnicismos de los necesarios y basándonos en lo que Google nos cuenta sobre RankBrain, digamos que la idea es más sencilla de lo que parece aunque el proceso sí que suena a ciencia ficción: RankBrain recoge toda la información a la que Google tiene acceso, la traduce mediante lenguaje matemático a una lengua que las máquinas sí entienden y éstas deducen las palabras que no pueden entender. Al final de todo el proceso, RankBrain depura la información y la conecta dentro de las bases de datos con lenguaje escrito del que ya disponía con anterioridad.

Para qué sirve RankBrain

Hoy por hoy, Google está usando este sistema de inteligencia artificial para clasificar y tratar búsquedas ambiguas o peticiones que nunca antes se han escrito en el buscador. Estas búsquedas suponen un 15 % del total de las peticiones que Google recibe durante un día.

inteligencia artificial

Si tenemos en cuenta que Google procesa unos 3 billones de peticiones en total, estamos hablando de que unas 450 millones de búsquedas diarias pertenecen a ese tipo de peticiones “raras” o que nunca antes han sido procesadas por el buscador. En este punto, como veréis, RankBrain supone una guinda importante del pastel.

¿Hasta qué punto es fiable la inteligencia artificial en buscadores?

Buena pregunta. Los resultados os sorprenderán gratamente porque Google es Google, mola mucho y piensa en todo. Para comprobar hasta qué punto RankBrain es inteligente o no, realizaron una prueba: pidieron a sus ingenieros encargados del desarrollo de software de búsqueda que analizasen varias páginas e intentasen adivinar cuáles de ellas aparecerían al principio de las SERPs; hicieron lo propio con RankBrain. Mientras que los ingenieros tuvieron un éxito del 70 % en sus respuestas, RankBrain acertó un 80 % del total.

Sin duda, la Inteligencia Artificial ha llegado a los buscadores, no es ciencia ficción y parece que funciona. Aún queda mucho en este campo pero la clave está en cómo se utilice. Pienso que el potencial es enorme pero estoy seguro de que queda muchísimo por recorrer antes de que las máquinas puedan entender semántica al mismo nivel que un humano. Eso sí, estoy seguro de que Google tiene mucho que aportar en este campo y, ojito a Facebook, que viene pisando fuerte.

1 comentario

  1. Muy buen articulo, claramente, si hay un jugador en el Mercado que tiene el dinero suficiente para invertir en el desarrollo de estas tecnologías es Google y el crecimiento de la Red y del contenido en ella crece tán rapidamente, que se ha vuelto una necesidad para ellos darle un plus de “inteligencia” a la fuerza bruta del procesamiento de datos duros.

    Saludos desde Argentina

    Juanma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *